¿Triunfó el miedo o la esperanza?

¿Triunfó el miedo o la esperanza?

Tras la algarabía y festejos por los resultados de la elección presidencial, es pertinente echar un vistazo mesurado de lo que ha sido este proceso electoral y determinar si, como han afirmado los distintos líderes de Apruebo Dignidad, triunfó la esperanza sobre el miedo. Pregunta para nada caprichosa, pues esta coalición electoral será puesta a prueba en los próximos meses, con un proceso constituyente en curso, sin mayoría en el Congreso, aglutinando una pluralidad contradictoria de agrupaciones políticas y militancia proveniente de la ex Concertación, todo lo cual podría tornar estos festejos en una mala resaca.

Durante la parte final de la campaña electoral del conglomerado Apruebo Dignidad, la frase “Que gane la esperanza y no el miedo”, en sus distintas formulaciones, quedó refrendada en el discurso que dio Gabriel Boric la noche del domingo 19 de diciembre: “Hoy día la esperanza le ganó al miedo”. Pero, ¿es real aquello?

Podría parecer simplemente un eslogan de campaña y analizarlo equivaldría a perder tiempo. Sin embargo, para la época en que vivimos resultan relevantes las palabras y el poder que traen consigo. En este caso, la frase dice más de quienes la expresan y el cómo entienden el proceso electoral y su reciente conclusión.

No es que el lenguaje cree realidad en sí -como insisten en repetir algunos- sino que refleja la realidad discursiva, precisamente la forma en cómo interactuamos o nos relacionados con la realidad concreta. Ya decía Vygotski (1995): “El análisis de la realidad con la ayuda de los conceptos precede al análisis de los conceptos mismos”; pues el lenguaje es el instrumento más importante del pensamiento, pudiendo determinar el desarrollo del mismo (Congo et al, 2018).

Dicho todo esto, con los resultados de la primera vuelta, posicionando a Kast sobre Boric con una estrecha diferencia de ciento cuarenta mil votos, se inició una campaña enfocada en el miedo, el terror ante el eventual triunfo de Kast, el Partido Republicano y su séquito de elementos reaccionarios, de modo que "esta segunda vuelta se caracteriza por el discurso anti más que por las fortalezas. La mayoría no estaría votando por identidad partidaria arraigada, sino por voto anti extrema derecha y antiizquierda”, como expresó Rodrigo Espinoza, politólogo de la Universidad Diego Portales, a BBC Mundo (García, 2021).

Ese mismo 22 de noviembre, distintas organizaciones apelaron a una cuestión de “vida o muerte”. “Son nuestras vidas las que están en juego” sentenció un comunicado de la Coordinadora Feminista 8M[1]; o la propaganda que difundió una semana antes el Observatorio Género y Equidad: “Tú puedes impedir futuros casos de tortura”[2], “Tú puedes resguardar el derecho a la intimidad y la libertad”[3] y “Tú puedes defender la convención constitucional y el cambio”[4].

Desde luego, este fenómeno no es novedoso en política-partidista y menos en la historia de Chile. Desde la derecha y Kast, desde un principio, se apeló al miedo y las amenazas de males que podrían desatarse si ganase -en su minuto- Jadue y luego Boric. El historiador Rafael Sagredo (2020) sintetizó esta práctica a lo largo del siglo XX, sosteniendo que fue en la elección de 1938, que enfrentó a Gustavo Ross Santa María (el candidato de la derecha) contra Pedro Aguirre Cerda (el candidato de la izquierda), cuando se materializaron estas expresiones en la propaganda y las respectivas campañas, ciertamente virulentas y centradas en “empequeñecer” -ideológica y físicamente- al adversario político, forzando a la ciudadanía de entonces a definirse entre estas alternativas opuestas: o izquierda o derecha.

Pero valerse del miedo es problemático: ya le ocurrió a Piñera durante la campaña de 2017 y los ataques a su principal contrincante, Alejandro Guillier, acuñando la expresión “Chilezuela” para advertir del supuesto riesgo que implicaría el triunfo de Guillier y convertir a Chile en la Venezuela de Nicolás Maduro (Ramírez, 2018). El desempeño económico de su agonizante gobierno ha sido pésimo en contraste con el segundo gobierno de Michelle Bachelet (Gómez, 2021).

Igual cosa podría ocurrir a Boric si no es capaz de revertir esta situación en los cuatro años que debería durar su gobierno. Ya en octubre de 2021, el oligarca Nicolás Ibáñez explicaba su estrategia y por qué no quería que Kast ganase: “que el problema mapuche, que el problema de la violencia en la Plaza Italia sea de Boric, que la destrucción final de Valparaíso sea un problema de Boric y de Sharp (…) Y vamos a poder organizar el rechazo a la Constitución. Este país vive de heroína en este minuto” (Delgado, 2021).

Con el proceso constituyente en curso, las consecuencias de la pandemia y un escenario económico deficitario en general, no será tarea sencilla gobernar. Este contexto adverso podría ser propicio para que el conglomerado electoral que respalda a Boric se mantenga unido, concertados en pro del buen gobierno. Sin embargo, el presidente electo posee un historial desfavorable en ese sentido: quebró la FECh en el ciclo 2011-2012 (La Tercera, 2012), o más recientemente, el 15 de noviembre de 2019, se enfrentó a su propio partido y terminó marginando a Gael Yeomans -entonces presidenta de Convergencia Social- tras la renuncia de Jorge Sharp y otros 72 militantes (El Mostrador, 2019) y de Izquierda Libertaria (El Desconcierto, 2019).

Se advierte, pues, con los resultados a la vista, que la “unidad instrumental”, con fines electorales, es frágil y más que alegría, la gente del Frente Amplio debería estar preocupada: los 2.805.894 adicionales que obtuvo en la segunda vuelta están lejos de ese 1.814.777 que lo tuvo como primera opción en noviembre. Sumemos a ello que distintas colectividades, más cercanas a la izquierda revolucionaria o el pueblo mismo siendo entrevistado en las calles, afirmaban categóricamente: “Perdió Kast”. El triunfo de Boric parece ser una consecuencia del rechazo a Kast y no un valor o mérito propio.

Por ello el discurso de Boric pareció replicar aquel que dio Patricio Aylwin el 12 de marzo de 1990: “Es hermosa y múltiple la tarea que tenemos por delante: restablecer un clima de respeto y de confianza en la convivencia entre los chilenos, cualesquiera que sean sus creencias, ideas, actividades o condición social, sean civiles o militares, sí señores, sí compatriotas, civiles o militares: ¡Chile es uno solo!”[5]. No debe sorprendernos que el lenguaje sea moderado, enfatice términos como unidad, diálogo, trabajo común, etc.

Teóricamente -y como si las comparaciones no fuesen más odiosas- el gobierno de Boric inauguraría un proceso de transición hacia el nuevo Estado o lo que sea que resulte de la Convención Constitucional. Transición que podría verse fallida si el plebiscito de salida rechaza el proyecto de nueva constitución: no puede obviarse que Kast sumó 1.688.260 nuevos votos y, en total, duplicó la votación del rechazo en el plebiscito de octubre de 2020.

Si Boric y Apruebo Dignidad fracasan, digamos, no sólo en el aspecto económico sino en hacer cumplir su palabra de “gobierno de puertas abiertas”, “que escuche más que hable”, etc., dando la espalda al pueblo o traicionando sus propias declaraciones para privilegiar lo pragmático, lo negociado, etc., allanará el camino a la derecha o, peor aún, condenará el proceso constituyente al fracaso.

Y no sería primera vez que un socialdemócrata abre las puertas de par en par a la reacción más violenta. Tras el ascenso del fascismo y el nazismo, Georgi Dimitrov (1935) advirtió: “Los jefes de la socialdemocracia encubrieron y ocultaron ante las masas el verdadero carácter de clase del fascismo y no llamaron a la lucha contra las medidas reaccionarias cada vez más graves de la burguesía. Sobre ellos pesa una gran responsabilidad histórica por el hecho de que, en los momentos decisivos de la ofensiva fascista, una parte considerable de las masas trabajadoras de Alemania y de otra serie de países fascistas no reconociese en el fascismo a la fiera sedienta de sangre del capital financiero, a su peor enemigo y que estas masas no estuvieran preparadas para hacerle frente”.

En consecuencia, podemos afirmar con seguridad que “el miedo triunfó”, pero no en cuanto a “miedo al fascismo de Kast”, sino el miedo que comenzará a llenar cada puesto, oficio, militancia, etc. Miedo a fracasar, miedo a hacer un mal gobierno, miedo a tener que jerarquizar medidas, miedo a perder popularidad, miedo a desaprovechar “el capital político”, miedo a ser cancelados o funados, miedo a perder adherentes. En fin, miedo a entregar al Estado nuevamente a la derecha, etc.


Abstract: After the celebrations for the results of the presidential election, it is pertinent to take a measured look at what this electoral process has been and determine whether, as the different leaders of Apruebo Dignidad have affirmed, hope triumphed over fear. This question is not at all capricious, as this electoral coalition will be put to the test in the coming months, with a constituent process underway, without a majority in Congress, bringing together a contradictory plurality of political groups and militancy from the former Concertación, all of which could turn these festivities into a bad hangover.

Palabras clave: Gabriel Boric, José Antonio Kast, Apruebo Dignidad, Concertación, elección presidencial 2021


Notas y referencias (por orden de utilización):

[1] https://www.instagram.com/p/CWlNT5PrUe-/

[2] https://www.instagram.com/p/CXmd47Ypo8O/

[3] https://www.instagram.com/p/CXhSYyeJwTP/

[4] https://www.instagram.com/p/CXcG2AjJ0hK/

[5] Transcripción disponible en: https://www.gob.cl/noticias/el-discurso-con-que-patricio-aylwin-reinauguro-la-democracia-1/

Vygotski, Lev. (1995). Pensamiento y lenguaje. Ediciones Fausto.

Congo, Maldonado et al. (2018). Algunas consideraciones sobre la relación pensamiento-lenguaje. Conrado14 (61), 155-160. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1990-86442018000100024&lng=pt&tlng=es

García, Daniel. (2021, 19 de diciembre). Boric vs. Kast: lo que está en juego en Chile en la elección más polarizada y cerrada en 20 años. BBC. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-59677795

Sagredo, Rafael. (2020). El miedo como práctica política en Chile. CIPER. https://www.ciperchile.cl/2020/10/20/el-miedo-como-practica-politica-en-chile/

Ramírez, Pedro. (2018, 01 de noviembre). Chilezuela: la fake news que llevó a Piñera a La Moneda. Interferencia. https://interferencia.cl/articulos/chilezuela-la-fake-news-que-llevo-pinera-la-moneda

Gómez, Marcela. (2021, 18 de marzo). Por la pandemia, el actual gobierno tendría el peor desempeño económico en democracia. Pauta. https://www.pauta.cl/economia/promedio-crecimiento-segundo-gobierno-sebastian-pinera-peor-democracia

Delgado, Felipe. (2021, 17 de octubre). Nicolás Ibáñez cuenta por qué prefiere el triunfo de Boric: "No queremos a Kast de presidente". Bío-Bío. https://www.biobiochile.cl/noticias/economia/negocios-y-empresas/2021/10/17/nicolas-ibanez-cuenta-por-que-prefiere-el-triunfo-de-boric-no-queremos-a-kast-de-presidente.shtml

La Tercera. (2012, 19 de marzo). Presidente de la Fech niega "pelea de egos" con Camila Vallejo. La Tercera. https://www.latercera.com/noticia/presidente-de-la-fech-niega-pelea-de-egos-con-camila-vallejo/

El Mostrador. (2019, 15 de noviembre). Masiva renuncia a Convergencia Social: Jorge Sharp y otros 72 militantes dejan el partido. El Mostrador. https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2019/11/15/masiva-renuncia-a-convergencia-social-jorge-sharp-y-otros-72-militantes-dejan-el-partido/

El Desconcierto. (2019, 10 de diciembre). Izquierda Libertaria se retira del partido Convergencia Social. El Desconcierto. https://www.eldesconcierto.cl/nacional/2019/12/10/izquierda-libertaria-se-retira-del-partido-convergencia-social.html

Dimitrov, Georgi. (1935). El fascismo y la clase obrerahttps://www.marxists.org/espanol/dimitrov/1935_1.htm 

Artículos relacionados

Sobre nosotros

logo oficial del mrns

El Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS) es la organización política que lucha por el establecimiento de un nuevo Estado y la forja de una nueva cultura en Chile e Indoamérica toda, basados en la unidad y la justicia; con miras a posibilitar la realización de todas las personas y comunidades, mediante el desarrollo y ejecución de un proyecto revolucionario de nación.

Enlaces de interés

Memoria Chilena - Sitio web dedicado a nuestra cultura con abundante material histórico disponible en versión digital y de libre descarga.

Biblioteca Pública Digital - Miles de textos disponibles, públicamente, para su lectura.

Ondamedia - Plataforma chilena con más de un millar de producciones nacionales gratis.


ISSN 2735-6450

Buscador